domingo, 17 de junio de 2012

Rincones para el recuerdo: los salones recreativos.

Puntos de venta de droga, escuelas de delincuencia, refugio de quinquis, clubes sociales,... y tal vez, sólo tal vez, lugares para echarse unos billares o matar unos marcianos; hoy haremos un emotivo repaso por una de las instituciones que más han influenciado a los garriders que tenemos entre treinta y pocos y cuarenta y muchos años...
Garriders ochenteros malgastando su tiempo e hipotecando su futuro en un recreativo.

EL LUYMAR

Se que esta afirmación generará un profundo debate especialmente con los sarasas del Montre  pero el Luymar era el salón recreativo por excelencia de Garrido. Exceptuando el Congreso de los Diputados o una Concejalía de urbanismo, dudo que la humanidad haya conocido un lugar con una concentración tan alta de chorizos, gentuza... por m2. En realidad, al igual que  cualquier salón recreativo de la época, era un microcosmos donde podías encontrar un amplio abanico de personajes:

  • Macarras: ya realizamos un estudio antropológico de los mismos en el post dedicado al Parque de Garrido (sus hábitos siguen siendo los mismos que en los 70' y 80´: básicamente no hacer nada de provecho); pero debemos destacar un tipo de macarra ya extinguido en el Principado: el tipo "Vaquilla" que había participado en miles de palos a joyerías, robos de coches incluyendo persecuciones policiales... que rememoraban con deleite una y otra vez. En verano era habitual ver una hilera de quinquis sentados sobre los muretes de la rambla comiendo pipas y fumando porros.
  • Pre-freaks: mucho antes de que existiese Internet ya eramos   había muchos freaks que se podían pasar horas y horas delante de una pantalla luchando contra dragones o liberando princesas de las garras de un sucio ogro. Los freaks solían pagar un pequeño impuesto a los macarras (podía ser un "tanque" [una vida de las tres que daban en la partida], una moneda de cinco duros...) para ese modo poder jugar con tranquilidad (vamos sin que nadie le diese collejas, le quitase las gafas...)
Pre-Freak vigilando sus espaldas por si le toca una colleja.

  • Maestros: normalmente grandes especialistas en billar, causaban gran admiración y respeto entre los macarras.
  • Gentucilla: grupo heterogéneo formado por pardillos (a los que los macarras solían timar en partidas de billar, tenis de mesa... con el típico truco de perder la primera partida), aspirantes a macarras, estudiantes que hacían peyas...
  • Personaje misterioso: ser mitológico (nadie nunca lo vio pese a operaciones de vigilancia y seguimiento) y solitario que arrebataba todos los records de las máquinas tanto a los freaks como a los macarras. Man, Win... eran su firma habitual. Solía actuar a la hora de la comida o primeras horas de la mañana.


Lugar donde se localizaba el Luymar
El luymar ofrecía diversión a todos los grupos de edades. En uno de los extremos se localizaba la zona infantil, cuya máquina estrella era una cazarroza del "West fargo" con una pantalla por la que desfilaban unos indios de plástico a los que podías disparar con una pistola. En la zona central se localizaban  los futbolines, las máquinas de petaco y las "máquinas" de marcianos.

Máquinas de petaco, cuanto tiempo malgastado en ellas...
La llegada de nuevas máquinas eran esperadas con impaciencia por la fauna que pululaba por el Luymar, ya que era normal los piques para  conseguir la máxima puntuación, pasarse el mayor número de pantallas... algunas de ellas eran cuasi divinidades para los parroquianos, creo que una de las más queridas era "la del trailer"

Ole el trailer...
En la zona del fondo se localizaban los billares y las mesas de ping-pong. Salvo a primeras horas de la mañana y la tarde (que es cuando iban los maestros) nadie solía jugar, por lo que los parroquianos, especialmente cuando hacía frío o llovía, se podían sentar tranquilamente en las mesas de billar y ping-pong a  comer pipas, beber litros, fumar...
La leyenda cuenta que sobre una mesa como ésta los jefes de los clanes Garrider firmaron (más bien hicieron una X) el  tratado de paz.


Poniendo orden en el recinto estaba el encargado "El Gerardo", que había llegado a un acuerdo tácito con los parroquianos que básicamente era "vosotros no la montáis aquí y me dejáis tranquilo y yo os dejo tranquilos a vosotros". Quien no acataba esa regla podía sufrir un latigazo de su "picha de toro", aunque siempre tras una primera amenaza "como no se sus esteis quietos saco la picha de toro"

Picha de toro

Su saludo habitual era "¿hace mucho que no...?" mientras introducía y sacaba un dedo dentro de su otra mano semi cerrada. Me entere que "el Gerardo" murió hace un par de años, sirva el post de hoy de pequeño homenaje.

Los domingos por las mañanas solía ir el "el Jefe", que aprovechaba la mañana para subir la puntuación de las máquinas para conseguir partidas, afinar las faltas de los petácos, modificar a dificultad máxima las ROMS de las máquinas de marcianos...

EL MONTREAL 76 (el Montre)


Situado en el Parque de Garrido es otro de los recreativos míticos del principado, especialmente su fachada formada por baldosines blancos y negros.

Local donde se ubicaba el montre


Al frente del negocio estaba el Señor Pepe, conocido por su mala hostia y control ferreo del fuerte, algo que hacía también que fuesen pocos los quinquis que pululaban por allí ya que si no estabas jugando una partida eras expulsado inmediatamente. El señor Pepe murió casi al año siguiente al jubilarse.

Quinquis jugando al petaco y, como no, haciendo el gañan.


El Montre era mucho más pequeño que el Luymar, pero la distribución era la misma. Una zona infantil cuya máquina más representativa era  una pequeña noria con la imagen de una bruja volando sobre su escoba.
El área de los recreativos, cuyas máquinas estrella eran "la de béisbol", en el caso de pinball, y la del "Pengo" en el caso de las árcade.


También había una mesa de billar francés en la que se celebraban campeonatos  con trofeo incluido como premio.

EL MEDITERRÁNEO

El Mediterráneo estaba en la plaza Barcelona, lo abrieron a finales de los 80, época en la cual los salones recreativos empezaban a estar de capa caída. La verdad es su estrategia de marketing era buena: vender chucherías a los adolescentes y poner música molona. Pero pese a sus intentos no adquirió nunca el cache del Luymar y el Montre.

Fachada trasera y delantera del  Mediterráneo


SUPERDIVER

El superdiver se localizaba en el edificio de la rotonda que se encuentra al final de Federico Anaya. Lo abrieron a mediados de los 90, el dueño debió pensar que su proximidad a los colegios e institutos lo convertiría en un imán para los estudiantes garriders que hacían peyas, pero la verdad es que apenas duro un par de años.

Lugar donde se localizaba el Superdiver

RECREATIVOS CLUB PEKÍN

Recreativos de vida efímera, estuvieron abiertos un par de años a comienzos de los 70, que estaban situados en la avenida Alfonso VI (junto a la Plaza de Toros) Tenía dos plantas y en la inferior estaban los petacos y alguna máquina recreativa y en la superior los billares


Local donde se localizaba el Club Pekín




31 comentarios:

  1. Muy bueno amigo, ahora estoy lejos del y barrio se agradece recordar los origenes, disfruto mucho con este repaso ironico pero real como la vida misma. Forme parte de los pre-freak que en manada rulabamos por el mediterraneo aguantando la mala ostia del dueño (el Xose que andaba medio pirado y nos contaba que habia estado en vietnam aprovechandose de nuestra inocencia) y la fria mirada psicopata de su padre que apesar de tener al menos 80 años seguia yendo en bici a vigilar mientras el otro le metia mano a la novia en el reservado (acojonaba tener que llamar para pedir cambio y ay de ti si no llambas!). Nosotros eramos muy canis y sufri junto con mis compadres todas las dejaciones posibles; el diezmo de los quinquis , las duras collejas, el robo de partidas, quemaduras de cigarros, insultos de todo tipo, la intimidación por humo del tabaco de los por parte de los quinquis para que abandonaras la maquina con la partida a medias, los recreativos eran verdaderas submarinos de humo donde pasabamos casi todo el dia, por lo que el 9actualmente 9 por ciento de los garriders de esta epoca fuman ( el 80 por ciento tambien se enporran). Recordarte que tambien hubo otros recreativos en los madroños a la altura del bar domino que duro pocos años, no recuerdo el nombre, pero tambien nos dejamos nuestras buenas pelas, cogidas del monedero de la pobre madre, en el vicio. Un saludo y a continuar con esto que personalmente me parto y siento mi barrio reflejado tal y como lo recuerdo una maravilla donde era imposible aburrirse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el Mediterráneo fui poco, aunque coincido en el mal rollo que daba la familia que lo regentaba (me recordaba un poco a la familia de la matanza de Texas); aunque al principio eran muy molones con los Beach Boys puestos a todo trapo.
      Sobre el otro que señalas tampoco recuerdo el nombre, la verdad es que tengo un vago recuerdo ya que apenas entre en un par de ocasiones.
      Y sí, tienes razón, quienes hemos crecido en los recreativos y sobrevivido a su fauna, somos ahora auténticos hombres de hierro capaces de soportar toneladas de Co2, quemaduras... :-)
      Un saludo

      Eliminar
  2. Muchas gracias; hace ya tiempo, en una cena con los colegas del barrio, nos preguntábamos como se llamaban los recreativos que estaban en Alfonso VI y eramos incapaces de dar con el nombre. "Club Pekín"

    ResponderEliminar
  3. Joder que recuerdos. Yo era asiduo del Superdiver, que no duro sólo un par de años, sino unos cinco o seis, mas o menos (todavía recuerdo las piradas del insti para ir a jugar al futbolin). Recuerdo que la primera dueña tenía muy mala hostia, pero casi ni aparecía por alli. También tenía un perrazo que imponia, pero que era todo mansedumbre. Luego lo cogío otro fulano y este si que duro muy poco. También solía ir al Montre. Al Medi ibamos algo mas mayorcitos, jugabamos unos futbolines, ibamos al bar a papear algo y de fiesta. Nunca tuvimos problemas con el dueño, aunque si que recuerdo alguna enganchada de este con alguna peña. Y como dicen en los comentarios, pobrecito si no llamabas (menos mal que había un cartel en la puerta que te lo recordaba). Por cierto, acabo de descubrir el blog. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, creía que el superdiver había durado menos; la verdad es que cuando lo abrieron yo tendría 19 ó 20 años y salvo para echar algún billar, pasaba poco por los recreativos. Un saludo

      Eliminar
  4. Muchos se había oído hablar sobre la utilidad de internet. Hasta ahora yo era uno de esos que pensaba que solo había porno, lo digo por experiencia. Pero muy señor mío, hoy tengo que desdecirme y a la vez quitarme el sombrero ante este ejercicio de nostalgia, que nos remonta a nuestros mas bizarros orígenes. Solo tengo palabras de admiración y animo para este Heródoto moderno que es CIUDADANO GARRIDO. Gracias por recopilar estas historias que si no las hubiéramos vivido en carne propia serian poco creíbles. Después de esta "felatio" a Ciudadano, una pregunta y una sugerencia. En la linea de los salones recreativos, ¿Para cuando un monográfico sobre ese gran clan garridense que son "LOS PENGO"? (sus tres componentes tienen para un blog entero : el arbitro, el yonky, y el otro que no hace nada.
    La sugerencia: crear una sección donde la gente mande fotos comentadas de "los buenos tiempos de Garrido", un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Hombre, "Los pengo" son unos grandes tipos y grandes amigos de un servidor.

      Eliminar
    2. Muchas grácias por el aporte...no sabía nada de esta página,ya era hora que alguien se atreviera a dar el 1er paso...saludos a todos/as

      Eliminar
  5. Emigrante garridense10 de agosto de 2012, 11:13

    Cualquiera que se criara en Garrido en los 80 tendría que hacerte un monumento por este blog, enhorabuena porque no veas las risas que llevo echadas desde que lo he descubierto ayer. Los que por avatares de la vida ahora tenemos que vivir en el extranjero (Camino de las Aguas) seguimos echando de menos nuestra tierriña. Hablando de recreativos y del superdiver, yo creo que funcionaba desde principios de los 90, porque recuerdo ir a la hora del recreo cuando estaba en el instituto, año 91, me acuerdo por la guerra del Golfo (que fue cuando en el Mateo Hernández inventamos el No a la Guerra con las piradas colectivas -perdón, huelgas- durante varias semanas). Todos los días la palmera de chocolate o el bocadillo de calamares supurando grasa de alguno de los bares de la rotonda y alrededores y los 5 duretes al After Burner en aquel local. Os lo juro por el Amador (los verdaderos garridenses ya sabéis a quien me refiero) que no me lo he soñado.

    A seguir recuperando esos viejos momentos, que no caigan en el olvido! Sugerencia: los míticos colegios e institutos de nuestro gran país dan para varias entradas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Sí, en próximos número haremos amplios reportajes sobre las mecas del conocimiento de Garrido: el Montessori, el Mateo Hernandez...

      Eliminar
    2. Por cierto, el Amador su inseparable y mítica baraja y su llave del 8 con el que daba infinitas vueltas a la tuerca prendida en el trozo de panel.

      Eliminar
  6. Y que decir del Pikata que aunque estaba fuera de las fronteras del principado era y es una institución

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pikata, el España 82, el Galaxia, el Boston... (por cierto ese sí podemos decir que estaba en Garrido [avenida Portugal, creo que el local es en el actualmente está la tienda de deporte Ferrari 72]) fueron locales, que aunque estuvieran fuera de las fronteras del barrio, siempre acogieron bien a los garriders.

      Eliminar
    2. El Boston...Mi peña tuvimos una época que cada domingo después de misa en S. Mateo, (sí, sí, qué pasa?, íbamos a misa) nos íbamos a jugar al futbolín, como paso previo a nuestras incursiones en las tierras salmantinas. Callos en las manos nos hacíamos. A cinco duros eran las partidas de 9 bolas, no como ahora...

      Eliminar
  7. Bueno simplemente felicitarte porque me estoy partiendo con el blog. Yo, por suerte, sigo viviendo en Garrido y a pesar de no ser ya un Garrider 100% (los años pesan...) estoy disfrutando con cada palabra del mismo.

    PD: Siempre Luymar por encima de todos.
    PD1: Algún Pengo conozco yo también ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD:como echamos de menos esos tiempos en el LUYMAR...(Gerardo,El Jefe Ernesto,su mujer Mari la"Jefa" y por último su hijo Toño.Si me equivoco rectificarme,¿ok?
      PD1:yo tambien conozco a ese ¡PENGO! es el mismo que viste y calza ESCRIBIENDO ESTAS palabras en el blogg!!! saludos para todos...
      ¡¡AAAAAHHHH se me olvidaba!! EN BREVE SUBIRÉ VIDEOS Y FOTOS DEL MONTRE,LUYMAR ETC.... lo tengo grabado como oro en paño

      Eliminar
    2. Pues sí, has acertado en todo, y también estaba la hija que iba de pascuas a ramos.
      Joder, vídeos y fotos de luymar, estoy deseándolo verlos, seguro que salgo ya que yo también casi vivía en el Luymar. Puedes enviarlos a ciudadanogarrido@yahoo.es

      Eliminar
    3. hola mi nombre es Cristina y puedo decir que a mi me salieron las muelas en luymar,soy la hija de Bacha que era taxista y mi padre fue socio fundador de luymar con Ernesto a pesar de que era muy pequeña aun recuerdo el olor de la pintura cuando estaban preparando el local antes de abrir , la de horas que me habre pasado sentada en el avion gris plata que habia en la zona infantil, y cuando salia del colegio Cisneros y corria para ver a mi padre y me mandaba a casa volando a buscarle el bocadillo que mi madre le tenia preparado de tocino o chorizo frit, la de veces que vi a Ernesto con mi padre con sus planes de montar el Luymar y para informacion de todos os dire que el nombre es la union de los nombre de mi madre Luisa y de Mari la mujer de Ernesto, me ha hecho mucha ilusion descubrir esto pues hace mas de treinta años que no vivo en Salamanca pero simpre que voy tengo que pasar por alli y me da mucha tristeza que ya no este .Un saludo

      Eliminar
  8. Buenísimo el blog... es como la vida misma en mi garrido del alma, que aunque nos lo han querido modernizar con el multiusos, el vialia, el visvul etc...en esencia sigue siendo el mismo garrido de siempre.
    Recuerdo que yo junto a mi primo las liamos muy pardas por las calles de garrido, en los montones, en las alambradas, en el volcán...qué tiempos!!!
    El Amador también se enfurruñaba si le gritabas: "Amador, le voy a decir a tu madre que tienes novia" jajaja.
    Sigue así trayéndonos a la memoria estos estupendos recuerdos... un saludito

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por hacerme pasar un buen rato de recuerdos. Me estaba ahora acordando del Sr. Pepe, del Montreal. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  10. yo montaba en la bruja del montreal cuando era bien pequeña ... esa atraccion que nada mas entrar te sentabas y girabas.... y como no el chucu chu... y el señor pepe y su hijo la pandilla que me aguataba y me cuidaba jijij .Besosss

    ResponderEliminar
  11. Por favor esas fotos,ya no vivo cerca y seria un tesoro,estudie en cisneros y en montesori

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperamos ponerlas en breve, que está el "Pengo" tratándolas. Un saludo

      Eliminar
  12. Jodó, el Luymar. Era mi segunda casa, que digo la segunda, la primera ! La de horas que habré pasado jugando al futbolín, sacando las bolas levantando el trasto cuando no te veía Gerardo

    ResponderEliminar
  13. en el grupo que hay en facebook "GARRIDO ESTÁ AQUÍ "allí encontrarás lo que buscas

    ResponderEliminar
  14. Yo era asiduo al "Montreal 76", porque era el único que no estaba lleno de gentuza . Yo era conocido por ser el mejor jugador de "Street Fighter II" y "Mortal Kombat" del barrio .
    El Super Diver es cierto que estuvo abierto bastante tiempo . Recuerdo que en él había una máquina de boxeo muy curiosa , en la que agarrabas unas empuñaduras y la máquina reproducía tus puñetazos . La primera dueña era peso pesado , con cara de pocos amigos y aspecto "varonil" .
    Y aún hubo otros recreativos en la plaza Barcelona . El "Salamanca" , que estaba en la misma acera del mesón "El Greco" . De ese salón es del que peor recuerdo tengo . En él , por ganar al Street Fighter con facilidad a un quinqui que tendría más de 20 años , "valientemente" me dio un buen puñetazo en la boca , cuando yo tendría unos 14 años .
    No volví por allí . De hecho , a menudo me iba a recreativos de otros barrios o a bares por ese motivo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Si eres el Edu que yo creo, el que hacía desaparecer a zangief, mis respetos. El nivel con las máquinas de lucha era profesional.

      Un saludo!

      Eliminar
    3. Si eres el Edu que yo creo, el que hacía desaparecer a zangief, mis respetos. El nivel con las máquinas de lucha era profesional.

      Un saludo!

      Eliminar
    4. Eres el Edu que yo creo, el que hacía desaparecer a zangief, mis respetos. El nivel con las máquinas de lucha era profesional.

      Un saludo!

      Eliminar